Dieta ideal de un chihuahua

¿Cuál es la mejor dieta de un chihuahua?

A la hora de elegir la dieta de un chihuahua es bastante habitual que no sepas por dónde empezar. Como ya sabrás, se trata de una raza que mantiene una intensa actividad y que te exige varios paseos diarios y una adaptabilidad total a sus especificaciones. Ahora bien, ¿cuáles son las claves para alimentar mejor a tu perro? Te las contamos a continuación.

¿Qué puede comer un chihuahua?

La primera característica que tienes que valorar es el pequeño tamaño de su estómago. Es conveniente, por lo tanto, evitar que el perro tenga acceso a la comida de forma continuada. Además, es positivo que tengas en cuenta que:

  • Cuando es un cachorro, lo mejor es apostar por el pienso específico y no por la comida que preparas en tu casa. Conseguirás que no gane mucho peso y que su desarrollo sea más saludable. El pienso seco y las croquetas, con alguna comida húmeda ocasional, siempre ofrecen excelentes resultados.
  • Respecto a la carne, si vas a cocinarla cuando ya deje de ser un cachorro, es mejor que sea magra. El pavo y el pollo son muy adecuados. La ternera y el cerdo deberían ser de consumo puntual.
  • Las verduras no deberían faltar en la dieta perfecta; especialmente, las que contengan más fibra para facilitar el tránsito intestinal. Asimismo, aportan muchas vitaminas y minerales que fomentan su correcto crecimiento. El caldo de verduras también es recomendable.
  • El aceite de oliva crudo lubrica su intestino.
  • Las frutas deben limitarse a las peras, las manzanas y los plátanos.

¿Cuáles son los alimentos que no debería comer un chihuahua?

Son múltiples, por lo que consideramos más adecuado ordenarlos en un listado explicativo para que te sea más fácil consultarlos:

  • Cualquier alimento que contenga azúcar, u otro edulcorante, como galletas, dulces o similares.
  • La carne cruda de cerdo y los embutidos.
  • Opciones a base de una masa fermentada, ya que la levadura provoca que se expanda su estómago y un aumento de los gases y de las dificultades respiratorias.
  • Los huesos de aves al ser demasiado blandos y poder astillarse, provocando lesiones en el aparato digestivo. Apuesta mejor por huesos de ternera.
  • Cualquier producto lácteo, puesto que su estómago no tiene la capacidad de digerir la lactosa.
  • El ajo y la cebolla, ambos son tóxicos para tu perro.
  • La cafeína y el alcohol en cualquiera de sus formas.
  • El huevo sin cocinar.
  • Las nueces y las almendras provocan una pancreatitis.
  • Respecto a las verduras y a las frutas, evita el aguacate y la granada.
  • El chocolate contiene teobromina, que provoca vómitos y molestias digestivas.
  • Sobras o alimentos caducados. El moho puede ser letal para tu chihuahua.

Ya conoces cómo diseñar la perfecta dieta de un chihuahua. Ponla en práctica y seguro que tu mascota te lo agradece con muchísimo cariño.

Sin comentarios

Añadir un comentario